+ 33 1 42 40 11 01
Noche Pers.  Código Mi reserva

EN LAS PROXIMIDADES

Situado en el corazón del barrio de la República, el Hotel Taylor es el lugar ideal para explorar el París de las mil caras en el que la historia y la cultura se entremezclan con modernidad y festividad. 

Descubra un París auténtico, compuesto tanto por monumentos excepcionales como por lugares que marcan tendencia y en los que se expresan toda la vitalidad y el dinamismo de la ciudad.

CANAL SAINT MARTIN

A pocos metros del Hotel Taylor, el Canal Saint Martin es una visita ineludible para los enamorados de París.

Descubra el canal Saint Martin, un tesoro del Este de París: naturaleza omnipresente, tranquilidad y dulzura de vivir.

El canal ofrece de los paseos más románticos de la ciudad, ya sean a pie, en bicicleta o en barco.

El Canal Saint-Martin tiene 4,5 kilómetros de largo y se extiende por los Distritos 19o, 10o, 11o, 4o y 12o. Une el Estanque de la Villette con el Sena. Este estanque se divide en dos en su parte final y se convierte en el Canal Saint Denis y el Canal de l’Ourcq.

Con 9 exclusas y 2 puentes giratorios, la visita del Canal Saint Martin es la ocasión perfecta para dejarse llevar por los placeres de un crucero fluvial. Numerosas embarcaciones organizan excursiones turísticas por el canal.

Pasea por las riberas del Canal Saint Martin y descubre un París diferente. Paseos románticos bajo los plataneros y los castaños de indias, espíritu bohemio y pequeñas tiendas coloridas y eclécticas.

Napoleón I ordenó su construcción, aunque no fue inaugurado hasta 1825, para resolver los problemas de suministro de agua de la capital y fomentar el transporte de mercancías. Pero con el paso de los años, el Canal Saint Martin pasó a ser un lugar de moda en el que resulta muy agradable vivir.

Hoy en día, los «bohemios parisinos» y las clases populares cohabitan en la zona con toda naturalidad, haciendo que sea un lugar muy particular con una atmósfera muy agradable.

Ya desde hace unos años el Canal Saint Martin se ha convertido en un atractivo turístico gracias a sus características únicas: concentración de artistas, pasarelas de tipo Eiffel, el largo pasillo verde y sus cruceros.

Sopla un viento suave y ligero en el Canal Saint Martin… Acérquese a tomar una bocanada de aire fresco en este barrio excepcional.

Plaza de la República

Espacio de expresiones populares o de concentraciones y punto de partida de muchos movimientos sociales, la Plaza de la República es un lugar cargado de simbolismo para los parisinos.

Se trata de un gran espacio situado entre los Distritos 3o, 10o y 11o de París.

Es el lugar ideal para descubrir el famoso París de la «margen derecha».

La Plaza de la República es muy céntrica, una verdadera ventaja para los turistas. De ella parten siete grandes calles y es un nodo de transporte con 5 líneas de metro.

La Plaza de la República es un punto representativo de la efervescencia parisina. Aunque suele tener mucho movimiento, durante los fines de semana suele ser más tranquilo, sobre todo gracias al gran número de sitios para sentarse. Resulta muy agradable pararse allí un día soleado para leer un libro o para tomar el pulso a este París hiperactivo.

La Plaza de la República posee también un monumento histórico: la célebre Estatua de la República. Una estatua colosal de Marianne en bronce de 9,50 metros de altura sobre una base de piedra de 15 metros de altura en la que están sentadas las alegorías de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.

Situada a 2 minutos a pie del Hotel Taylor, la Plaza de la República es una parada obligatoria para todos los que quieran ver un París diferente, más amable, popular y ecléctico.

No lejos del Canal Saint Martin encontrará numerosos bares, restaurantes, clubes y salas de espectáculos: el barrio ofrece una gran variedad de lugares para la diversión y la posibilidad de descubrir numerosas facetas de la vida parisina.

Se puede acceder en metro mediante las líneas 5, 8, 9 y 11, así como en autobús mediante las líneas 20, 56, 65, 75 y 96.

LE MARAIS

Situado entre el Distrito 3o y el 4o, el barrio de Le Marais es uno de los tesoros de la capital. En efecto, es el verdadero corazón artístico e histórico de París: Le Marais está lleno de cosas para hacer. Hay tantos lugares interesantes que no sabrá qué camino tomar.

Empezando con el Centro Georges Pompidou, uno de los templos del arte moderno, hasta el Beaubourg, una corte de los milagros con numerosos artistas callejeros; pasee por pequeños jardines ocultos y descubra joyas históricas como la Plaza des Vosges, la más antigua de París.

A lo largo de su periplo por este excepcional barrio sucumbirá ante los tentadores olores de los refinados manjares que se preparan en los restaurantes de la zona. Le Marais ofrece una multitud de opciones para satisfacer a todos los paladares.

A unos pocos minutos a pie del hotel de 3 estrellas podrá explorar con toda tranquilidad uno de los barrios más de moda y atractivos de la capital. El barrio de Le Marais es al mismo tiempo moderno y enormemente auténtico. Una bonita mezcolanza de tiendas pequeñas, deliciosos restaurantes, espacios culturales y talleres de artesanos.

El barrio de Le Marais es la quintaesencia del París que más gusta, el que conjuga elegancia, cultura y placeres sensoriales.

Las Grandes Avenidas

A menudo asociadas con el mundo de la noche, el barrio de las Grandes Avenidas tiene fama entre los parisinos por ser uno de los lugares más animados de la capital.

Las Grandes Avenidas alternan entre lo popular y lo selecto. Se trata de un barrio de múltiples facetas, en el que el ocio tiene un lugar preponderante. En efecto, a lo largo de estas arterias diseñadas durante la Segunda República se van sucediendo bares, pubs, restaurantes, cines y teatros.

Esta reputación festiva no es reciente, ya que los primeros teatros de la Porte Saint-Martin datan del siglo XVIII. Para los turistas necesitados de diversión, nada más recomendable que una vuelta por el barrio de las Grandes Avenidas.

En menos de 15 minutos a pie llegará a uno de los barrios más festivos de París. Las Grandes Avenidas son un espacio de diversión sin fin: La Ópera Garnier, el Théâtre des Variétés, cines (el Grand Rex), pubs irlandeses, clubes nocturnos (Rex, Silencio, etc.).

Cuando cae la noche, la fiesta aparece en toda de la calle, pero durante el día podrá disfrutar de la cercanía de los grandes almacenes, como las Galerías Lafayette, y dejarse llevar por las extravagancias de los creadores de moda.